El verdadero hombre masculino. #8

Image

 

 

El verdadero hombre masculino odiaba las sierras, pues estas restaban toda la masculinidad de la acción de talar un árbol, cosa de la que todos los hombres masculinos gozan. Sin embargo no estaba en contra del progreso y la tecnología.

De este modo, le dolía profundamente la existencia de la motosierra, pues era facilitar una tarea masculina a gente sin masculinidad.

El verdadero hombre masculino no tuvo más remedio que inventar la motohacha, consistente en una cadena unida a un motor con un número variable de hachas (dependiendo de la gama) unidas a ella.

El verdadero hombre masculino presentó su creación en la feria del condado, pues todo lo masculino ocurre en las ferias del condado, con un balance de cuatro reses muertas, dos amputaciones y un número demasiado elevado de denuncias por atentar contra la seguridad pública.

El verdadero hombre masculino se dio por satisfecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s